CITA PREVIA
He leído y acepto la política de privacidad
 
hilos tensores

Hilos tensores: ¿Es posible el efecto lifting sin cirugía?

Los hilos tensores se han convertido en uno de los procedimientos más solicitados en el mundo de la medicina estética a la hora de escoger entre los diferentes tratamientos para la flacidez de la cara. En la actualidad, este producto está sufriendo un boom similar al del botox o el ácido hialurónico a principios de los años 2000.

Hoy aprovecharemos nuestro blog para contaros un poco más de esta técnica innovadora,  también conocida como los “hilos mágicos”.

👱‍♀️ CASO REAL DE PACIENTE HILOS TENSORES: Aurora recibió a su familia las últimas navidades, a la que llevaba más de medio año sin ver. Cuando estaban cenando  no pudo evitar fijarse en la piel de su nuera. No es que le prestase mucha atención a este tipo de cosas cosas, pero le notó la piel radiante, como si acabará de llegar de vacaciones,  mucho más tersa y descansada.

Al poco tiempo, se evadió de la conversación y empezó a hacerse preguntas que nunca se atrevió a formular en voz alta. ¿Habría dejado de fumar? ¿Estaría usando una de esas ampollas que salían en la tele? ¿Haría más deporte?

hilos tensores

Puede resultar algo frívolo empezar un artículo de medicina estética con un ejemplo de este tipo, pero es algo en lo que coinciden todos los pacientes que se someten al tratamiento de hilos faciales. Se consigue una sensible mejora de la piel de manera muy natural, y su entorno les pregunta si acaban de volver de vacaciones o si están usando otra crema hidratante.

Todos los beneficios de los hilos tensores, en este post.

Hilos tensores: ¿Cómo se realiza este tratamiento?

El médico especialista realizará con un rotulador un mapa de puntos en las zonas a tratar que nos sirva para establecer la posterior colocación de los hilos tensores.

hilos tensores

El hilo va engarzado en una aguja de diferente longitud, la cual varía en función de la zona que vamos a tratar. Al insertar la aguja, los hilos tensores van en paralelo a la piel, y al soltarla el hilo queda dentro de manera natural.

Los hilos tensores son unos dispositivos diseñados para que una vez hayan sido colocados por debajo de la piel ejerzan un efecto tensor mecánico , algunos de ellos gracias a unos elementos de suspensión (conos o espículas) que sirven como elemento de anclaje y fijación, y un posterior efecto lifting biológico debido a la inducción de fibras elásticas y de colágeno .

En función de la edad del paciente, la flacidez de su dermis o su zona a tratar, el  médico especialista utilizará hilos de distinto tamaño o grosor, para crear una estructura interna a la piel, que se tensa de manera natural al adherirse al hilo.

hilos tensores

Al no practicar cirugía sobre la piel como en otras técnicas tradicionales, no hay cortes y el proceso post operatorio es mínimo. Los hilos tensores consiguen un efecto similar al lifting, pero a través de una técnica mínimamente  invasiva y con materiales que son completamente reabsorbibles.

¿Qué son los hilos tensores?

Se tratan de unas micro hebras que pueden ser de diferentes materiales ( Polidioxanona, polipropylene, policaprolactona) los cuales generan colágeno y aceleran la microcirculación de la zona a tratar. Los efectos de tratamiento pueden durar hasta  dos años, aunque esto dependerá de las capacidades propias de la piel del paciente para generar colágeno.

No obstante, pasado este tiempo, el resultado siempre será mejor que no haberse hecho nada, ya que durante este proceso, la piel se ha ido reforzando mediante la estimulación de colágeno propio. Por tanto, es un procedimiento que, si es realizado por un especialista, no deja cicatrices y dota a nuestra piel de fuerza y elasticidad.

Ten en cuenta que, materiales como la polidioxanona se empezaron a utilizar en la medicina tradicional, especialmente en los casos de cirugía cráneo-facial y cardíaca, por ser un producto seguro, reabsorbible y compatible con los principales tejidos humanos.

hilos tensores

¿Cuál es la edad indicada para empezar a este tratamiento? Cómo es lógico, esto depende de la flacidez de la piel del paciente, aunque se suele establecer los 40 años la edad media de comienzo, periodo vital en el que se empiezan a marcar las principales arrugas sobre nuestro rostro, especialmente en la zona de la cara.

¿Cuánto duran los hilos tensores?

La piel reabsorbe los hilos en un plazo de 6 a 8 meses y a través de la generación del propio colágeno, conseguimos rejuvenecer nuestro rostro de dentro hacia fuera.

Los resultados son naturales y progresivos, y, aunque estos van mejorando continuamente hasta alcanzar los 3 meses, el efecto casi definitivo se puede observar transcurrido un mes. Es imprescindible el análisis previo de un doctor especialista, ya que otro de los beneficios de los hilos tensores es que se pueden combinar con otros tratamientos como la mesoterapia, la radiofrecuencia o diversos cuidados cosméticos.

Será el especialista el que nos ayude a escoger el tratamiento que más nos conviene para los efectos que queremos conseguir y lograr un resultado óptimo en el menor tiempo posible.

Efectos de los hilos tensores

El tratamiento de hilos tensores ofrece grandes beneficios a nuestro rostro, especialmente si tenemos en cuenta que la duración del tratamiento no suele superar los 30 minutos.  Podemos señalar:

–           Pómulos más elevados: Al elevarse la zona de los pómulos, se consigue un aspecto más fresco y juvenil.

–           Frente más tersa: La zona frontal siempre es más propensa a las arrugas de expresión. El tratamiento de hilos tensores puede ayudar a difuminarlas y a disimular imperfecciones propias del paso del tiempo.

–           Definición del óvalo facial: Con el paso de los años, el óvalo facial se pierde y difumina. Con este tratamiento, conseguirás un óvalo más definido y un rostro de simetría más marcada.

–           Reducción de papada: Otro de los aspectos que más suelen preocupar tanto a mujeres como a hombres es la aparición de la papada. Con los hilos tensores, ésta se reduce notablemente.

–           Contorno de los ojos: El “lifting con hilos” suaviza las arrugas del contorno de los ojos, y otorga a nuestro rostro una mirada más limpia y marcada.

–           Surcos nasogenianos: Esta zona de nuestra cara suele quedar muy marcada, especialmente en pacientes fumadores. Tras el tratamiento de hilos tensores, esta zona se difumina y los surcos nasogenianos quedan menos marcados.

Cuidados post – tratamiento hilos tensores

El aspecto más positivo del tratamiento de hilos tensores es la escasez de inconvenientes que surgen después del tratamiento. No obstante, hay una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta:

–           Es posible tener una leve inflamación 48 horas después. En caso de que persista la inflamación, basta con aplicar hielo local a través de gasas médicas.

–           No uses maquillaje hasta 24 horas después del tratamiento

hilos tensores

–           Evita la gesticulación brusca durante siete días después del procedimiento

–           A la hora de dormir, utiliza un par de almohadas para elevar la cabeza, al menos dos noches después.

–           Evita el sol directo y utiliza protector solar durante al menos 2 semanas.

–           Evita los deportes como el gimnasio, el spinning o el running cinco días después de someterte al tratamiento. En su lugar, puedes optar por un tranquilo paseo de más duración.

–           Cuando realices tu rutina de limpieza facial, procura lavarte la cara con movimientos suaves y sin frotar durante al menos 5 días.

Sin lugar a dudas, los hilos tensores se han convertido en uno de los tratamientos estrella de la cirugía estética. Esperamos que este post te haya ayudado a entender mejor el origen del tratamiento y todos los aspectos que debes tener en cuenta antes de someterte a este tipo de tratamiento.

Es fundamental que te pongas en manos de profesionales para lograr los efectos deseados. En Estersa llevamos años acercando nuestros conocimientos de estética a todos nuestros pacientes a través de un trato personal y especializado. ¡Ponte en contacto con nosotros!

📙 Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza, debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla. EMERSON – (1803 / 1882)