CITA PREVIA
He leído y acepto la política de privacidad
 
La solución para eliminar el acné la encuentras en la Clínica Médico Estética Estersa.

ACNÉ: ¿Por qué me salen granos?

El acné es un problema cutáneo caracterizado por la presencia de un exceso de producción de grasa y la  formación de tapones de células muertas superficiales en los folí­culos pilosebáceos que provocan que se acumule el sebo y se produzca su infección por una bacteria presente en la piel: el propionibacterium acnés.

Las lesiones típicas del acné, los comedones, son por todos conocidas ya que, en mayor o menor grado casi todos las hemos sufrido en alguna ocasión.

Estos comedones pueden presentase de diferentes formas:

Pueden ser abiertos apareciendo como una pequeña elevación negra, o cerrados, como pequeños quistes.

Su evolución puede dar lugar a la formación de pápulas, lesiones más elevadas, pequeñas y dolorosas, y en un siguiente paso transformarse en pústulas, amarillentas con infección, pudiendo finalmente convertirse en lesiones nodulares que profundizan más en nuestra piel.

Dependiendo del número, gravedad y extensión de estas lesiones, podemos diferenciar distintos grados de acné:

  • Leve: Cuando aparecen puntos negros y pequeños quistes que afectan sobre todo a la cara.
  • Moderado: Existen lesiones inflamadas, abultadas y enrojecidas con o sin infección. Si la inflamación es profunda se pueden formar nódulos y dejar cicatrices. Afecta a cara, cuello, pecho y espalda.
  • Severo: Presenta lesiones de todo tipo y puede darse incluso en glúteos, abdomen, brazos y cuero cabelludo. Suele afectar más al sexo masculino.

 

¿Qué factores provocan el acné?

 

Existen diversos factores que pueden provocar la aparición de estas lesiones como la herencia, las hormonas o el estrés, pero los factores principales que contribuyen a su formación son:

  • Una mayor producción de grasa: Las glándulas sebáceas producen de modo fisiológico una sustancia oleosa para lubricar la piel, el sebo, cuando se segrega en exceso se acumula y favorece la aparición de comedones.
  • Un engrosamiento de la capa externa de la piel: Hiperqueratosis. La acumulación de células cutáneas muertas que permanecen adheridas a la piel pueden provocar el taponamiento del folículo pilosebáceo y la acumulación de sebo.
  • El crecimiento bacteriano en los folí­culos taponados que se infectan causando las tí­picas pústulas del acné (espinillas).
  • Inflamación: En los casos más severos la infección puede ser más extensa y profunda pudiendo observarse una inflamación y enrojecimiento generalizados de la piel de la zona afectada.

 

¿Cómo se trata el acné?

 

En primer lugar, si existe un factor desencadenante claro, se debe actuar sobre él eliminándolo.

 

Los distintos tratamientos van encaminados a regular la secreción de grasa, evitar el taponamiento de los folículos, inhibir la proliferación de bacterias y minimizar las posibles secuelas, esto implica que sean tratamientos largos.

Los CUIDADOS DOMICILIARIOS son básicos:

  • Higiene profunda de la piel mañana y noche.
  • Utilizar productos cosméticos adecuados, no comedogénicos y libres de aceites.
  • Evitar manipular las lesiones.
  • Seguir una alimentación sana y equilibrada evitando sólo aquellos alimentos que se relacionan directamente con la reactivación del acné.

 

Los FARMACOS se pueden utilizar por vía tópica u oral dependiendo del grado de acné y siempre bajo supervisión médica.

  • Entre los tópicos destacamos los queratolí­ticos, antibióticos, retinoides o el Ácido glicólico.
  • Por ví­a oral pueden estar indicados antibióticos, tratamiento hormonal o retinoides orales.

 

Otros tratamientos médicos indicados son:

 

  • RADIOFRECUENCIA: Para intentar reducir el tamaño y secreción de las glándulas sebáceas.

Toda la información sobre radiofrecuencia en https://estersa.com/tratamientos-radiofrecuencia-indiba/

  • PEELINGS QUÍMICOS: Se utilizan distintos compuestos como AHA o TCA.

Puedes consultar en qué consiste este tratamiento en https://estersa.com/tratamientos-mujer/peeling-quimico/

  • TERAPIAS CON LUZ: IPL o LED.

Toda la información sobre tratamientos con luz en http://www.ellipse.com/es/Doctores/Tratamientos/Acn%C3%A9

  • TERAPIA FOTODINAMICA: Combinación de una sustancia sensibilizante (las más usadas son 5-ALA o MAL) y una luz (IPL o LED).

 

Como hemos señalado, el tratamiento del acné puede prolongarse en  el tiempo, puede no observarse una mejorí­a inmediata e incluso experimentar un empeoramiento inicial de las lesiones, por ello son muy importantes la constancia y el mantenimiento de las pautas de tratamiento establecidas, no desalentarse ni abandonar para conseguir  la resolución total de proceso.

Tags: