CITA PREVIA
He leído y acepto la política de privacidad
 

Varices: ¿Arañas en mi cuerpo?

Sí­, podemos tener arañas en nuestro cuerpo, aunque como se puede suponer no nos referimos a los animales homónimos si no a las arañas vasculares o telangiectasias, esas dilataciones de pequeños vasos sanguí­neos en la superficie de la piel, de coloración rojiza o azulada, que pueden aparecer en zonas como la cara o las piernas y que pueden coexistir o no con las varices.

Las primeras las tratamos en nuestra anterior entrada del blog en la que hablamos de las «manchas rojas» en la cara, en esta ocasión os contaremos acerca de las telangiectasias en piernas.

Su aparición constituye un motivo frecuente de consulta médica, sobre todo en el sexo femenino, aunque hay que indicar que en la mayorí­a de los casos son asintomáticas y su tratamiento no es estrictamente necesario ya que suponen sólo un problema estético.

varices-arañas

 

¿Por qué aparecen estas arañas?

 

Generalmente estos pequeños vasos en los miembros inferiores son una manifestación inicial de problemas circulatorios que hacen que los capilares se dilaten, se carguen más de sangre y se vean por transparencia a través de la piel.

Las causas principales de su aparición son la  herencia genética y la actividad de los estrógenos en las mujeres.

Otros factores que pueden favorecer su desarrollo son:

  • El sedentarismo: La falta de actividad fí­sica perjudica al sistema circulatorio, asimismo el estar mucho tiempo de pie dificulta el retorno venoso y puede ser causa de un aumento en el número y el calibre de las arañas.
  • La obesidad: Puede causar problemas cardiovasculares.
  • La exposición solar excesiva: Las radiaciones solares pueden dañar directamente las paredes de los pequeños vasos sanguí­neos cutáneos.
  • Los cambios hormonales en la mujer en la pubertad, embarazo y menopausia pueden causar la aparición o el empeoramiento de las arañas, así­ como los tratamientos con anticonceptivos orales.
  • El consumo de alcohol se ha relacionado directamente con la aparición de telangiectasias tanto en hombres como en mujeres.
  • Algunas enfermedades genéticas poco frecuentes o ciertas patologí­as cutáneas pueden manifestarse con telangiectasias.

 

¿Cómo se eliminan?

 

La elección del método de tratamiento se realiza después de una valoración por parte del médico que indicará además la realización de pruebas diagnósticas complementarias, como una Ecografí­a Doppler si lo considera oportuno, aunque en la mayorí­a de los casos no es necesario.

Se dispone de distintas opciones:

  • Electrocoagulación: Se cauterizan las lesiones vasculares pequeñas con buen resultado aunque existe mayor riesgo de cicatriz que con otros métodos. Sin anestesia local resulta doloroso.
  • Escleroterapia quí­mica: Consiste en la inyección dentro de la luz del vaso  de un agente quí­mico que produce una pequeña trombosis en el vaso sanguí­neo obstruyéndolo y evitando que se acumule sangre en su interior. El procedimiento es rápido,  muy poco molesto y se realiza de forma ambulatoria pudiendo tras el mismo retomar la actividad habitual.
  • Escleroterapia térmica: Se realiza mediante un sistema de láser o luz pulsada que consigue coagular el vaso a través de la epidermis sin dañar los tejidos adyacentes. La elección del sistema depende de la ubicación, tamaño y profundidad del vaso y el fototipo del paciente.

Estos dos tipos de esclerosis (quí­mica y térmica) pueden asociarse generando un efecto sinérgico y son quizás los métodos de tratamiento más ampliamente utilizados. Suelen ser necesarias generalmente varias sesiones para conseguir la eliminación permanente del vaso.

  • Microcirugí­a: Para la extirpación de las venas reticulares que nutren a los pequeños vasos.

 

 

varices-antes

Antes del tratamiento

varices-despues

Inmediatamente después del tratamiento

¿Cómo podemos prevenir la aparición de varices o arañas?

 

Las arañas vasculares que se eliminan desaparecen, sin embargo, se debe tener en cuenta que las piernas poseen millones de capilares superficiales que pueden llegar a dilatarse si aparecen factores de riesgo por ello es importante seguir una serie de pautas saludables para limitar su aparición y evolución:

  • Realizar ejercicio fí­sico: La práctica deportiva o simplemente el caminar favorece la circulación sanguí­nea.
  • Evitar el estar mucho tiempo de pie o sentado sin movilizarse, así­ como llevar prendas de vestir muy ajustadas.
  • Controlar el peso corporal: Manteniendo una dieta equilibrada y saludable.
  • Evitar tomar el sol en las horas centrales del dí­a y usar protección solar ayudará a prevenir el fotodaño y además el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Consumir alcohol  de forma moderada ya que las telangiectasias se desarrollan con mucha más frecuencia en las personas que tienen una ingesta de alcohol excesiva.

El tratamiento precoz y el seguimiento de estas pautas preventivas constituyen una solución segura y eficaz de las arañas vasculares aportando una mejorí­a muy satisfactoria en el aspecto de nuestras piernas y nuestra imagen en general.

 

Enlaces de interés:

Tratamientos SEME

Lesiones vasculares