CITA PREVIA
He leído y acepto la política de privacidad
 

LIFTING SIN CIRUGÍA: TRATAMIENTO FACE UP

Hoy queremos hablar del envejecimiento y de un tratamiento especialmente indicado para combatir algunos de sus efectos, creado a medida en nuestra clínica para corregir la flacidez y la pérdida de volumen, consiguiendo el tan ansiado efecto lifting sin cirugía.

Nuestro rostro sufre, al igual que nuestro cuerpo, los efectos morfológicos y fisiológicos del envejecimiento, éstos provocan cambios en las estructuras óseas, musculares, en la grasa, a nivel vascular y cutáneo.

¿Qué provoca el envejecimiento en nuestro rostro?

 

A nivel óseo hay una pérdida progresiva del espesor de la masa ósea que se hace evidente principalmente a nivel mandibular, en la zona a ambos lados de la nariz y en los pómulos.

A nivel de la capa muscular superficial, los músculos involucrados en los gestos más frecuentes, en la expresión facial, se hipertrofian causando arrugas.

A nivel de la grasa facial existe una pérdida que se refleja en la aparición de depresiones y pérdida de volumen por ejemplo a nivel temporal y en las mejillas.

A nivel vascular aumenta la fragilidad capilar dilatándose los pequeños vasos de la piel y haciéndose más visibles.

A nivel cutáneo, las funciones de la piel declinan con la edad y se producen cambios en todas sus capas:

  • La epidermis se atrofia y disminuyen los melanocitos.
  • La dermis pierde espesor y hay una disminución del contenido celular de fibroblastos con reducción de colágeno cuyas fibras son más rígidas y gruesas, alterándose también las fibras de elastina.
  • El tejido celular subcutáneo disminuye contribuyendo a la atrofia facial general.

 

 ¿Qué consecuencias tienen estos cambios?

 

Todos ellos se reflejan visualmente en la aparición progresiva en nuestra cara de arrugas, surcos y pliegues en frente, perioculares, peribucales, etc., se observa un descenso de los párpados y comisuras de la boca, pérdida de volumen en labios y pómulos, adelgazamiento de la piel que se torna más flácida y se aprecian también alteraciones superficiales como dilatación de los poros, hiper o hipopigmentaciones o ciertas lesiones cutáneas.

¿Qué podemos hacer para prevenir y corregir estos cambios?

 

Existen diversos tratamientos y pautas generales de cuidados de mantenimiento que contribuyen a mejorar la calidad de la piel y su aspecto a nivel superficial, a corregir las arrugas de expresión y a reponer volúmenes y recuperar la tensión de la piel consiguiendo un efecto lifting sin cirugía.

Lifting-sin-cirugía

 

El tratamiento Face Up está indicado para reponer los volúmenes que vamos perdiendo en el rostro con la edad y para combatir la flacidez corrigiendo la pérdida del óvalo facial y atenuando las arrugas, conseguimos además inducir una regeneración de la matriz dérmica y una mejora en la firmeza de la piel.

¿En qué consiste el tratamiento con efecto lifting?

 

Para conseguir un efecto lifting utilizamos productos inyectables estimuladores de colágeno natural que inducen su producción a medio-largo plazo, además de crear un efecto voluminizador inmediato, por lo que son muy eficaces para la reducción de arrugas y la mejora del contorno facial.

Estos productos se combinan, para un tratamiento integral de surcos o pliegues y zonas concretas de la cara con otros rellenos dérmicos de ácido hialurónico que, además de proporcionar hidratación a la piel, nos ayudan en la corrección de arrugas, la recuperación de volúmenes y la reparación de contornos reduciendo así  los signos de la edad.

Finalmente se aplica una máscara facial que ejerce un intenso efecto calmante, estimula la cicatrización de la piel, la hidrata en profundidad,  y previene su deterioro.

Un protocolo de tratamiento único, adaptado a las necesidades particulares, que proporciona unos resultados duraderos y  naturales respetando las expresiones  y devolviendo a nuestro rostro una apariencia fresca y saludable.