CITA PREVIA
He leído y acepto la política de privacidad
 
Hiperhidrosis

Hiperhidrosis: Información básica y tratamientos para acabar con ella

La hiperhidrosis es la sudoración  excesiva en determinadas zonas del cuerpo o de manera generalizada. Sudar mucho no tiene por qué ser sinónimo de padecer hiperhidrosis, por lo que en el siguiente post vamos a explicarte en qué consiste este trastorno, cuales son los principales tratamientos para acabar con él y todo lo que debes saber acerca de la hiperhidrosis. ¿Preparado para acabar con el exceso de sudoración? Sigue leyendo.

Sudor Excesivo: ¿Por qué funciona así mi organismo?

El sudor es la secreción de las glándulas sudoríparas en la piel. Nuestro cuerpo funciona correctamente cuando se encuentra a una temperatura cercana a los 37ºC. Cuando aumenta la temperatura de este, el hipotálamo, encargado de regular nuestra temperatura corporal, envía una señal a estas glándulas para que empiecen a producir sudor

¿Sabías que cada persona suda medio litro diario de media al día? Esta cantidad aumenta en los meses más calurosos. Hasta aquí todo normal. El exceso de calor se contrarresta evaporando agua por las glándulas de nuestra piel, principalmente en axilas o zonas genitales, pero en realidad toda la superficie de la piel es capaz de eliminar calor.

Hiperhidrosis

Además del clásico ejemplo del deporte, el cuerpo suda mucho en situaciones de estrés o agobio personal, como respuesta corporal al aumento de la temperatura, por lo que es un sistema de protección en el día a día que nuestro organismo utiliza cuando considera oportuno.

¿Por qué sudo tanto? Si estás haciendo deporte o en una situación de estrés, esta pregunta no debe preocuparte. Tu cuerpo suda más para realizar correctamente sus funciones y será algo que un buen desodorante y una buena ducha podrá eliminar.

No obstante, si comienzas a sudar en exceso cuando estás sentado en la oficina o en otra situación en la que no estés realizando ningún esfuerzo, es probable que padezcas hiperhidrosis. El problema de esta enfermedad es que la gente utiliza su nombre sin demasiado criterio. Sudar excesivamente no es sinónimo de hiperhidrosis.

¿Qué es hiperhidrosis y cuáles son sus grados?

La hiperhidrosis afecta a un 3% de los españoles. La clave entre sudar mucho y padecer la “Enfermedad del sudor” reside fundamentalmente en tu criterio personal, pero también necesitarás la ayuda de un especialista. La HDSS (Hyperhidrosis Disease Severety Scale) estableció cuatro grados de sudoración.

¿Crees que puedes pacer hiperhidrosis? Coge un bolígrafo y marca cual es la casilla que mejor define tu situación personal antes de seguir leyendo este post.

Hiperhidrosis

 Grado 1 de hiperhidrosis

‘Mi sudoración apenas se nota y no interfiere con mis actividades diarias’ ✔

Este grado corresponde a una sudoración normal y debes entender esta como la respuesta natural de tu cuerpo para lograr su perfecto funcionamiento. En este caso la sudoración no afecta a tu vida diaria y basta con tener una higiene adecuada y el uso de un desodorante que contenga antitranspirantes

 

Grado 2 de hiperhidrosis

‘Mi sudoración es tolerable pero a veces interfiere con mis actividades diarias’ ✔

Todas las personas, especialmente después de la adolescencia, se hacen conscientes del sudor. No obstante, en algunos momentos, puede resultar desagradable, especialmente cuando este se hace visible frente a terceras personas.

En este caso los tratamientos son más específicos. Si acudes a tu farmacia puedes pedir un desodorante para hiperhidrosis o llevar toallitas antitranspirantes siempre en tu bolso por si se produce este sudor excesivo repentino. Un ejemplo de un grado 2 es una persona que lleva una vida normal, pero que si se pone ropa de colores claros empieza a notar manchas de sudor en las axilas.

 

Grado 3 de hiperhidrosis

‘Mi sudoración es apenas tolerable y con frecuencia interfiere con mis actividades diarias’ ✔

Es aquí cuando empezamos a darnos cuenta de que sudar mucho es una enfermedad. Lo primero que debes de tener claro es que tú no eres el culpable de esta situación. El factor psicológico juega importante protagonismo dentro de este grado.

Imagínate que estás un día en tu trabajo frente del ordenador y notas sudor en las manos.

‘Sudo mucho’ ‘Qué vergüenza?  ‘¿Por qué me sudan las manos?’ ‘¿Se habrán dado cuenta mis compañeros?’

Tu mente empieza a hacerse un montón de preguntas que no tienen respuesta en ese momento, lo cual aumenta tu estado de nervios y potencia la respuesta del cerebro, que actúa produciendo más sudor. Si empiezas a notar la hipersudoración en alguna de las zonas de tu cuerpo, lo primero que debes de hacer es relajarte.

hiperhidrosis

¿Te sentirías culpable si te doliera la rodilla y no pudieras moverte de casa? Seguramente no. Esto es una enfermedad como cualquier otra, no hay de qué avergonzarse. No obstante, es en este grado cuando los síntomas empiezan a afectar en tu día a día, por lo que te damos una serie de pautas que debes modificar en tu vida diaria:

  1. 🍟 Reduce el consumo de grasas: Al acumular grasas, tenemos más combustible disponible para el cuerpo. Evita alimentos como el queso, la mantequilla o el chocolate que no sea de más de un 70% de Cacao
  2. 👔 Revisa tu armario: Las prendas fabricadas con fibras sintéticas y ajustadas sobre tu silueta aumentan la sudoración. No por ello tienes que tirarlas. Simplemente sepárala de tu ropa de algodón y procura no utilizarla para trabajar o para esos momentos que más vergüenza te puede provocar el sudor excesivo. Apuesta por ropa de algodón para que la piel transpire y el sudor se evapore de forma natural.
  3. 🚰 Botella de agua: Si no bebes suficiente, el organismo no se refrigera, aumenta tu temperatura corporal y comienzas a sudar más. Pónselo fácil a tu organismo y mantenlo siempre ‘fresquito’, así tu sistema nervioso tendrá que trabajar menos
  4. ☕ Adiós cafeína: Si crees que puedes situarte dentro del grado tres de hiperhidrosis, ha llegado el momento de eliminar la cafeína (Café + Refrescos de cola) de tu vida. Estarás más tranquilo y sudarás menos durante toda la jornada. ¿Una alternativa? Una infusión de Salvia por las mañanas ayuda a disminuir la actividad de las glándulas sudoríparas.

 

Grado 4 de hiperhidrosis

‘Mi sudoración es intolerable y siempre interfiere con mis actividades diarias’ ✔

En este caso es fundamental que acudas a hablar con tu médico de confianza. El impacto psicológico que tiene sobre nosotros es máximo. Diversos estudios afirman que el 27% de las personas que sufren hiperhidrosis padecen también depresión, convirtiéndose el sudor en una pesadilla para todas las personas que lo padecen.

Ejemplo de persona con hiperhidrosis del grado 4: Una cocinera a la que se le resbalan las cazuelas por el sudor de sus manos o un conductor que no puede conducir seguro por no poder sujetar con seguridad el volante.

hiperhidrosis

¿Cómo se trata la hiperhidrosis?

Salvo casos extremos de hiperhidrosis generalizada, los cuales afectan a una parte muy escasa de la población, esta suele afectar solo con carácter local a determinadas zonas de nuestro cuerpo (Fundamentalmente en axilas, zona genital, manos y pies)

Hablamos de Hiperhidrosis localizada cuando la sudoración excesiva abarca una zona igual o inferior a 100 cm2 y generalizada cuando supera esta dimensión en la piel del paciente. El tratamiento más efectivo contra la hiperhidrosis es la utilización de toxina botulínica, ya que elimina el 90% del sudor de la zona afectada, por lo que está especialmente indicada para tratar los siguientes trastornos:

  •  Hiperhidrosis Axilar: Elimina desagradables manchas de sudor de la ropa y te permite sentirte más cómodo en el día a día

Hiperhidrosis

  • Hiperhidrosis palmar: Especialmente indicada para aquellas personas en las cuales el sudor en las manos le impide realizar con eficacia sus tareas de trabajo e incluso poder saludar a un tercero con un apretón de manos.
  • Hiperhidrosis plantar: Indicado para eliminar los hongos de los pies por exceso de sudor o para aquellas personas que ni siquiera pueden ponerse calzado abierto.

hiperhidrosis

El botox produce el bloqueo selectivo de la función de las glándulas sudoríparas en la zona de la inyección, lo cual inhibe la segregación de sudor de manera efectiva y con carácter temporal, aumentando tu calidad de vida de manera obvia durante los siguientes meses.

Esperamos que este post te haya servido para entender todo lo que tienes que saber de este trastorno y las pautas clave para poder eliminarlo. Desde Estersa nos gusta utilizar este espacio para contaros nuestros conocimientos de estética y ofreceros siempre los mejores consejos especializados. Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

Clínica Estersa: Tú tienes la belleza, nosotros la destacamos