CITA PREVIA
He leído y acepto la política de privacidad
 
TRATAMIENTOS MÉDICOESTETICOS FACIALES
Mesoterapia facial

La mesoterapia facial es un tratamiento médico-estético indicado para la bioestimulación dérmica destinado a reducir los signos del envejecimiento, nutriendo, hidratando, tonificando, iluminando y revitalizando cualquier tipo de piel. Está particularmente indicado para el tratamiento de zonas como cara, cuello, dorso de las manos y escote.

 

La aplicación de principios activos se realiza directamente en la dermis mediante microinyecciones, incrementando así su eficacia. Se pueden emplear productos homeopáticos, alopáticos (vitaminas, oligoelementos minerales, aminoácidos, silicio…) y ácido hialurónico (no reticulado, que tiene un importante efecto de captación de agua y produce un efecto tensor y antioxidante)

 

Es un procedimiento indicado tanto en pacientes jóvenes que empiezan a mostrar los primeros signos de envejecimiento, como en personas maduras, constituyendo un complemento ideal de otros tratamientos médicos o estéticos.

 

El tratamiento es prácticamente indoloro ya que se aplica previamente una crema anestésica tópica. Cada sesión tiene una duración de 30-35 minutos por término medio. El número de sesiones necesarias dependen del estado de envejecimiento de la piel. El médico especialista realizará una recomendación personalizada.

Eliminación de angiomas (puntos de rubí)

Los angiomas o puntos de rubí son pequeñas dilataciones capilares debidas a fallos en el sistema vascular. Esta patología, también denominada angioma capilar adquirido, forma parte de los cambios normales de la piel con el proceso de envejecimiento y tiene un componente familiar muy importante.

 

Se manifiestan con frecuencia a partir de la tercera o cuarta década de la vida en forma de pequeñas manchas o pápulas de color rojo brillante o violeta oscuro de superficie lisa y brillante; son asintomáticos, aunque ocasionalmente pueden sangrar o provocar picor o dolor si asientan en zonas de roce.  Pueden aparecer  en casi cualquier parte del cuerpo pero normalmente se desarrollan en el tronco y suelen medir uno o dos milímetros aunque, en casos excepcionales, pueden ser mayores.

 

El tratamiento no es necesario, ya que son lesiones benignas, pero se pueden eliminar cuando suponen un problema estético.

 

El tratamiento se puede realizar mediante electrocoagulación o crioterapia con nitrógeno líquido, aunque actualmente la opción más cómoda y eficaz es la utilización de dispositivos láser o de luz pulsada que actúan de forma específica sobre la hemoglobina existente en los capilares; una vez tratado el angioma cambia de color adquiriendo una tonalidad violácea y desparece completamente en siete a diez días. La mayoría de lesiones se eliminan con una o dos sesiones. Tras el tratamiento se recomienda evitar la exposición solar hasta la resolución total de las mismas.

Eliminación de manchas (hiperpigmentaciones)

La melanina es un pigmento natural, responsable del color de la piel, del cabello y de las diferencias raciales, producido por un grupo de células, los melanocitos, que se encuentran localizados en la capa basal de la epidermis y en la matriz del folículo piloso. La melanina asciende hacia las capas superficiales de la piel y se distribuye a través de la misma dándole un color característico. Es también el protector natural contra las radiaciones ultravioleta.

 

Existen distintos tipos de hiperpigmentaciones:

 

  1. Circunscritas adquiridas no cancerosas:
    • EFELIDES (PECAS): Acúmulos de melanina de pequeño tamaño en las zonas expuestas al sol. Tienen un componente hereditario.
    • LENTIGOS: Lesiones maculosas hiperpigmentadas, congénitas o adquiridas, lenticulares, de pocos centímetros de diámetro. Se clasifican como SIMPLE (aparece en la infancia o adolescencia en cualquier zona del cuerpo), SENIL (a partir de los 40 años relacionados con la exposición solar crónica) y MALIGNO (lesión de crecimiento progresivo en zonas fotoexpuestas con atipia en los melanocitos y es el primer estadio del melanoma in situ).
    • HIPERPIGMENTACIONES MELANOTICAS: Son manchas de tamaño variable, color café con leche, de origen congénito o adquirido. En las adquiridas destacamos dos:
    • MELASMA-CLOASMA: Pigmentación facial que afecta a las mujeres, simétrica y de bordes mal definidos y localizada en el centro de la cara, pómulos, mandíbula, labio superior y frente. Su origen está relacionado con factores hormonales. Puede afectar a epidermis, dermis o ambas capas de la piel.
    • POSTINFLAMATORIAS: Producidas en zonas donde ha habido lesiones cutáneas previas.
  2. Circunscritas tumorales:
    La mayoría de ellas son benignas y se denominan NEVUS (lunares).
    Las malignas se denominan MELANOMAS y son las neoplasias más agresivas de la piel. (Toda lesión cutánea que crece rápido, cambia de color, se ulcera o pica debe ser examinada y/o extirpada por un dermatólogo)
  3. Circunscritas por depósito:
    • TATUAJES: Producidas por pigmentos distintos de la melanina, ya sea por depósito de pigmento con fines decorativos o estéticos en cejas ojos y boca o bien de origen traumático en diversas zonas de la piel después de una lesión, o con fines médicos.
  4. Generalizadas o difusas:
    • ENDOGENAS: Por depósitos de melanina como ocurre en algunas enfermedades endocrinas, o depósitos de otros pigmentos como en la hemocromatosis (hierro) o en la ictericia (bilirrubina).
    • EXOGENAS: Por el uso de medicamentos, como algunos antibióticos o quimioterápicos.
      Es prioritario diagnosticar el tipo de hiperpigmentación antes de iniciar el tratamiento. Entre los principales procedimientos empleados cabe destacar:
    • PEELING QUIMICO: Aplicación de agentes despigmentantes químicos sobre la piel que producen una exfoliación controlada de la misma. Se utilizan distintos compuestos según la naturaleza e intensidad de las lesiones y las particulares características de cada paciente.
    • CRIOTERAPIA: Aplicación de frío sobre la piel, lo que produce una destrucción local del tejido de forma eficaz y controlada.
    • LASER: La indicación específica son las lesiones circunscritas y delimitadas, de pequeño y mediano tamaño y de no mucha profundidad, preferiblemente epidérmicas. También el láser es el tratamiento de elección en la eliminación de tatuajes. Se pueden utilizar distintos tipos de láser, siendo de elección los láseres Q-Swich.
    • LUZ PULSADA INTENSA (IPL): Es una luz no coherente, con un amplio espectro y se usa fundamentalmente para lesiones pigmentadas difusas. El cromóforo es la melanina que absorbe la luz y la convierte en calor para destruir la lesión sin producir ablación de los tejidos.
    • TRATAMIENTOS COSMETICOS: El tratamiento diario de mantenimiento con cremas o serums es fundamental para mejorar el aspecto de las manchas y prevenir su reaparición. Existe un gran número de agentes despigmentantes, entre los que podemos destacar la hidroquinona y sus derivados, el ácido retinoico, el ácido kójico, el ácido azelaico, la vitamina C, etc.; su uso debe individualizarse en función del problema existente y el tipo de piel.

 

En todos los casos se recomienda la aplicación de un filtro solar de amplio espectro, el uso de ropas protectoras y la limitación del tiempo de exposición al sol; estas pautas pueden contribuir a reducir el riesgo de hiperpigmentaciones, previniendo además el empeoramiento de las ya existentes.

Tratamiento precoz del Acné

El acné es una inflamación de la unidad pilosebácea que se caracteriza por la presencia de seborrea y la formación de tapones en los folículos pilosebáceos que provocan el acúmulo del exceso de sebo y su infección por el propionibacterium acnés.

 

Las lesiones típicas son los comedones que pueden ser abiertos (pequeña elevación negra) o cerrados (pequeños quistes) que pueden evolucionar formando pápulas (pequeñas y dolorosas), el siguiente paso es la pústula (amarilla con infección) y por último los nódulos con profundización a la dermis.

 

Existen distintos grados de esta afectación:

  • GRADO I O ACNE LEVE: Puntos negros y pequeños quistes superficiales que afectan sobre todo a la cara.
  • GRADO II O ACNE MODERADO: Aparecen lesiones inflamadas, abultadas y enrojecidas con o sin infección. Si la inflamación es profunda se pueden formar nódulos y dejar cicatrices. Afecta a cara, cuello, pecho y espalda.
  • GRADO III O ACNE SEVERO: Afecta más a hombres, presenta lesiones de todo tipo y puede darse también en glúteos, abdomen, brazos y cuero cabelludo.

 

Existen distintos tipos (esteroideo, estival, escoriata, yatrógeno, fulminans, cosmético, neonatorum…) y su origen es multifactorial (herencia, exceso de bebo, presencia de bacterias, infección por hongos y ácaros, hormonas, y aumento de las capas superficiales de la piel).

 

Los tratamientos están dirigidos a regular la secreción de grasa, evitar la obstrucción de los folículos y reducir el número de bacterias, así como a combatir los síntomas y minimizar las posibles lesiones residuales. Esto hace que sean increíblemente largos.

 

Si existe un factor desencadenante claro, debe actuarse primero sobre él eliminándolo.

 

Existen diferentes tipos de tratamientos médicos:

  • FARMACOS: De uso tópico (peróxido de benzoilo, ácido azelaico, antibióticos, retinoides, ácido glicólico, ácido salicílico, etc.) o por vía oral (antibióticos orales, tratamiento hormonal, retinoides orales). Estos medicamentos se utilizan de forma aislada o combinados en función de la gravedad de los síntomas.
  • PEELINGS QUÍMICOS: Existen varias sustancias químicas como los alfahidroxiácidos, el ácido tricloroacético, el ácido glicólico o el fenol, que se utilizan para provocar una exfoliación de la piel que ayuda a controlar el acné, contribuyendo además a hidratar la piel, minimizar los poros y suavizar su textura.
  • RADIOFRECUENCIA: Se aplican ondas electromagnéticas para regular el tamaño y secreción de las glándulas sebáceas.
  • TERAPIAS CON LUZ: Se pueden usar diferentes fuentes de luz, como la luz pulsada, los LED…
  • TERAPIA FOTODINAMICA: Combinación de una sustancia sensibilizante (las más usadas son 5-ALA o MAL) y una luz (IPL o LED).

 

Los cuidados domiciliarios constituyen un pilar básico en el tratamiento de esta patología:

  • HIGIENE: Limpieza profunda de la piel tanto por la mañana como por la noche y desmaquillarla siempre antes de acostarse. También es conveniente lavar la cara después de hacer ejercicio para evitar la acumulación de toxinas y sudor en la piel.
  • COSMETICA: Evitar productos comedogénicos y usar aquellos libres de aceites.
  • COMIDAS: Sólo se aconseja suprimir alimentos en casos de personas que observan que determinados alimentos les reactivan el acné, aunque es conveniente no abusar de alimentos grasos.
  • Se recomienda retirar el pelo de la cara y cambiar con frecuencia toallas y fundas de almohada.
  • Evitar manipular las lesiones.

 

La adquisición de estos hábitos es conveniente para controlar y prevenir la aparición del acné.

Tratamiento de las secuelas del Acné

El tratamiento precoz del acné es esencial para evitar la aparición de secuelas y cicatrices.

 

No todos los pacientes presentan cicatrices tras un brote de acné, existen casos en los que sólo aparecen como secuelas eritema (enrojecimiento) o alteraciones de la pigmentación (manchas). Estos son problemas que tienden a resolverse por sí solos aunque la utilización de aparatología como la luz pulsada intensa o los láseres para lesiones pigmentadas puede acelerar el proceso de recuperación de la piel.

 

En otros pacientes sí aparecen verdaderas cicatrices, generalmente atróficas (depresiones de la piel en las que existe una pérdida de sustancia), aunque también pueden verse cicatrices hipertróficas y queloides.

 

La combinación de distintas opciones terapéuticas es la base del tratamiento, existiendo varias alternativas:

 

Los peelings y la microdermoabrasión  son técnicas que contribuyen a la reepitelización y regeneración de la piel dañada mejorando su aspecto general.

 

La carboxiterapia o infusión de Dióxido de Carbono es una técnica que está tomando relevancia. Su actuación se basa en que el CO2 mejora la microcirculación y la oxigenación en el tejido fibrótico  estimulando la formación y reorganización de las fibras elásticas y de colágeno  consiguiendo así aumentar la textura, firmeza y elasticidad de la piel.  La ventaja es que puede realizarse ambulatoriamente, en cualquier tipo de piel y en cualquier momento del año.

 

El plasma rico en plaquetas, obtenido tras la extracción de sangre del paciente y su posterior centrifugado, contiene una gran cantidad de factores de crecimiento que son empleados en distintos campos de la medicina debido a su acción regeneradora de tejidos y a la aceleración en la curación de heridas. Su aplicación mediante microinyecciones en las cicatrices atróficas de acné potencia que la dermis aumente su grosor y rellene parcialmente la pérdida de sustancia de la depresión.

 

La colocación de implantes de relleno como el ácido hialurónico está indicada en el tratamiento de las cicatrices atróficas o deprimidas consiguiendo dar volumen a las zonas que lo han perdido con resultados naturales.

 

Los láseres, tanto ablativos (CO2 o Erbio) como no ablativos, remueven el tejido dañado por evaporación o vaporización y estimulan la síntesis de nuevo colágeno.

 

Además, se pueden emplear procedimientos como la subsición (para liberar la fibrosis) o cirugía en determinados casos.

 

La evaluación individual de cada paciente es importante para establecer un protocolo de tratamiento que nos ayude a conseguir una mejoría significativa y satisfactoria de las lesiones.

Hilos Tensores Faciales (PDO)

Los hilos tensores constituyen una técnica alternativa para prevenir, reparar y mejorar la flacidez tanto a nivel facial como corporal.

 

Los hilos tensores son unas microhebras especiales  de Polidioxanona (PDO), un material reabsorbible y totalmente compatible con la piel. En el tratamiento se utilizan de veinte a treinta unidades de estas microhebras de sutura, transportados por unas agujas especiales de diferentes tamaños. Una vez introducidos en el tejido subcutáneo, y colocados formando un entramado que sea capaz de sujetar el tejido de la piel, inducen en un plazo de unos quince días la propia producción de fibroblastos y colágeno por parte del paciente, consiguiendo que la piel genere sus propios “tensores” naturales.

 

El hilo implantado se reabsorbe en unos seis meses y su efecto perdura entre unos doce a dieciocho meses dependiendo del tipo de piel, la edad, el grado de flacidez y la respuesta individual de cada paciente.

 

El procedimiento es muy seguro y sencillo y consigue aumentar y mejorar la elasticidad y la calidad de la piel, restaurando los contornos naturales sin añadir volumen y armonizando la fisonomía del paciente. Es ideal para aquellas personas que tengan una flacidez no muy avanzada y no quieren cirugía tradicional, ya que es un tratamiento ambulatorio que no requiere hospitalización y es mínimamente invasivo con anestesia local. Sin suturas, ni riesgos para el paciente.

Tratamiento de cuperosis

La cuperosis es una lesión de tipo vascular debida a una alteración de la circulación sanguínea periférica, que dilata los vasos de la piel, haciéndose estos visibles en la superficie (telangiectasias).

 

La alteración de la piel se desarrolla en distintas fases:

 

Flushing: Se caracteriza por un enrojecimiento de la cara temporal y en determinadas ocasiones.

 

Cuperosis: Es enrojecimiento de la cara persistente que en ocasiones se agrava. La piel pica y tiene sensación de quemazón.

 

Rosácea: Son brotes de granos con pus en mejillas con cuperosis.

 

Rinofima: Una pequeña proporción de sujetos sufre un aumento del tejido de la nariz y mejillas.

 

Suele aparecer a partir de los 30 años, afectan a ambos sexos y se manifiestan sobre todo en la nariz y las mejillas siendo más evidentes en pieles finas y de fototipo bajo.

 

Su etiología es multifactorial: Exposición solar, frío intenso, uso indiscriminado de corticoides, abuso de tabaco o alcohol, medicamentos, cambios hormonales (menopausia, embarazo…), comidas y bebidas calientes o picantes, estrés…existiendo también una predisposición genética a su desarrollo.

 

El tratamiento preventivo es básico: Evitar los posibles factores desencadenantes y contar siempre con una buena protección solar.

 

En la cuperosis el láser y la luz pulsada son el tratamiento de elección, existiendo distintos tipos como los láseres de COLORANTE PULSADO  (V-Beam) y de KTP o el láser de Nd-Yag de pulso largo.  Su acción provoca un calentamiento de los vasos, se coagulan, se provoca un cambio en la coloración y, finalmente, el organismo los reabsorbe.

 

El tratamiento requiere la realización de varias sesiones y su objetivo es reducir los síntomas faciales ya que es un proceso crónico y recurrente.

 

Cabe destacar un efecto secundario beneficioso del empleo del láser para la cuperosis es que la piel comenzará producir una mayor cantidad de colágeno, lo cual derivará a que el organismo comience a reemplazar la piel afectada con piel nueva, mucho más tersa.

Peeling químico

El peeling químico se basa en la aplicación de diversas sustancias sobre la piel provocando una eliminación controlada  de la epidermis y la dermis. Con este procedimiento se consigue la eliminación de impurezas y la estimulación de la renovación celular, la eliminación de sebo y comedones, se favorece la síntesis de colágeno y elastina y se mejora la transferencia de melanina.

 

Por todo ello están indicados especialmente para tratamiento del acné, manchas y prevención del envejecimiento cutáneo logrando un mejor aspecto estético a nivel cutáneo.

 

Según el tipo de sustancia utilizada y el número de capas aplicadas se puede actuar desde un nivel muy superficial a un nivel profundo. Actualmente la tendencia es a la utilización de peelings medios y superficiales repetidos con lo que se minimizan los riesgos y se consiguen beneficios acumulativos en el tiempo mejorando la calidad de la piel.

Rinomodelación

La rinomodelación  es una técnica moderna en la medicina estética, que permite corregir leves alteraciones de la nariz sin necesidad de recurrir al bisturí, por esto mismo no es un tratamiento definitivo; sí  es indoloro y ambulatorio, pudiendo el paciente realizar vida normal a las pocas horas.

 

El tratamiento consiste en la combinación de diferentes técnicas y productos -rellenos faciales reabsorbibles- que infiltrados en el espacio entre la piel y la estructura osteo-cartilaginosa permiten corregir leves deformidades (“giba” de la nariz, nariz de “boxeador”, falta de proyección).

 

La duración de los resultados va a depender tanto de las características de la nariz como de las  técnicas usadas. Y puede ser necesario completar el resultado con tratamientos ancilares para levantar la punta, relajar las alas nasales, eliminar las líneas nasales, mejorar la textura de la piel de la nariz y de su alrededor y proyectar distintas áreas anatómicas (mentón, pómulos).

Rellenos faciales

Son productos sanitarios que se aplican mediante inyección con la finalidad de corregir arrugas, pliegues y otros defectos de la piel y están indicados para aquellas personas que quieran realzar, contornear o aportar volumen a labios, mentón o pómulos, consiguiendo armonizar y embellecer el rostro de forma natural.

 

Los implantes de relleno se clasifican en dos categorías definidas por su permanencia en el tejido:

 

No reabsorbibles o permanentes: Tras su inyección se integran en el tejido y el organismo no tiene la capacidad para reabsorberlos.

 

Reabsorbibles: Desaparecen tras su degradación o reabsorción. Son biocompatibles, tienen menos efectos secundarios a largo plazo y se adaptan mejor a los cambios faciales cronológicos. Por estas características, en la actualidad son los materiales de relleno de elección.

 

En la práctica trabajamos con diferentes productos entre los que podemos destacar el ácido hialurónico reticulado y la hidroxiapatita cálcica. Con ellos, se revierte el envejecimiento facial de forma progresiva sin recurrir a procedimientos agresivos o intervenciones quirúrgicas.

 

Son tratamientos poco molestos y de corta duración. Según la zona a tratar puede ser conveniente aplicar anestesia local para evitar cualquier tipo de molestia.

Toxina Botulínica

La toxina botulínica tipo A es una proteína altamente purificada que se extrae de una bacteria y que tiene la capacidad de interrumpir el impulso nervioso que origina una contracción muscular.

 

En medicina estética se utiliza para relajar o debilitar los músculos que intervienen en la mímica facial y que son responsables de la aparición de arrugas de expresión en el tercio superior de la cara consiguiendo un efecto directo visible en la disminución de las arrugas y un efecto indirecto de prevención en la progresión de las mismas contribuyendo a un rejuvenecimiento de la expresión facial.

 

La breve duración del tratamiento y la técnica de infiltración prácticamente indolora hacen que el paciente se reincorpore de forma inmediata a sus actividades habituales.

 

Su actuación altamente selectiva,  su rápida efectividad y su reversibilidad  absoluta contribuyen a que  la toxina botulínica sea un producto seguro que, por sí mismo o combinado con otras técnicas de tratamiento, obtiene unos resultados altamente satisfactorios.

 

Una indicación quizá menos conocida de la toxina es el tratamiento del exceso de sudor en las axilas -hiperhidrosis axilar-. En este caso el efecto se ejerce mediante el bloqueo selectivo de la función de las glándulas sudoríparas en la zona de inyección inhibiendo la secreción de sudor de forma efectiva, temporal e igualmente segura consiguiendo una mejora radical en la calidad de vida de los pacientes.

Eliminación de verrugas (acrocordones) y queratosis seborreicas

Los acrocordones son pequeñas proyecciones de la piel de diferentes coloraciones y tamaños que crecen sin dolor en diferentes zonas de la piel siendo muy común su aparición en cuello, axilas, párpados, tórax o zonas genitales.

 

No se sabe exactamente por qué se desarrollan, pero se relacionan con el envejecimiento, y en casos con obesidad y diabetes, existiendo cierta predisposición genética ya que hay personas que desarrollan las lesiones tempranamente y en elevado número.

 

Pueden causar molestia o sangrado por el roce con pañuelos, collares o con el afeitado.

 

Las queratosis seborreicas son lesiones que aparecen en la piel con el paso del tiempo y que van aumentando en número y tamaño, son más frecuentes en mayores de 40-50 años y tienen más probabilidades de desarrollarlas las personas que tienen un historial familiar, aunque la causa exacta de su aparición se desconoce.

 

Suelen aparecer como un crecimiento indoloro marrón, negro o amarillo pálido con una ligera elevación y escamas en cara, pecho, hombros o espalda.

 

Es esencial un diagnóstico previo, pues deben diferenciarse de otras lesiones como lunares o lesiones precancerosas.

 

Estos dos tipos de lesiones no requieren tratamiento, su eliminación obedece fundamentalmente a razones estéticas. Se emplean para ello distintos métodos muy sencillos de tolerar: láser, electrocoagulación o nitrógeno líquido.

 

La extirpación es simple y no suele dejar cicatrices; sin embargo, en el tronco puede quedar una coloración más clara en la piel.

 

Generalmente no vuelven a aparecer después de haber sido eliminadas, aunque las personas que tienden a contraer estas afecciones pueden tener más lesiones en el futuro.

Carboxiterapia facial

Es un método no invasivo que consiste en la aplicación de dióxido de carbono por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones.  Para ello se utiliza un equipo especialmente preparado el cual permite regular la velocidad del flujo y el tiempo de inyección monitorizando además el  porcentaje de dosis administrada.

 

El dióxido de carbono estimula la microcirculación y con esto la llegada de agua y nutrientes a nuestra piel. Concomitantemente, se activa la función de fibroblastos encargados de la producción de colágeno y elastina.  También estimula la producción de antioxidantes naturales que ayudan a prevenir el envejecimiento.

 

Los resultados se aprecian casi desde el inicio del tratamiento y, conforme se avanza en las sesiones, se logra ver atenuación de líneas de expresión, mayor firmeza en el tono de la piel, y se recupera el brillo natural de la misma.

 

Las aplicaciones de esta terapia son muy diversas, pues podemos valernos de sus beneficios en tratamientos de acné, en los que se aprovechan las propiedades antisépticas del gas para combatir la infección, bajar la inflamación de la piel del rostro, así como regenerar la piel dañada por lo comedones.

 

El dióxido de carbono también ha probado su eficacia en la reducción de las ojeras, principalmente si éstas son causadas por estrés o falta de sueño, y en la disminución de la caída del cabello, puesto que mejora la circulación del cuero cabelludo, proporcionando fuerza al cabello y frenando la alopecia.

 

El número y frecuencia de sesiones viene determinado por el problema a tratar y  pueden realizarse en cualquier momento del día y en cualquier época del año, pues solo queda un leve enrojecimiento transitorio y el paciente puede retomar su actividad normal de forma inmediata.

Tratamiento del cuello y el escote

El cuello y el escote son dos áreas del cuerpo  en las que se manifiestan precozmente los síntomas del envejecimiento; la piel es muy  fina y frágil debido a que presenta unas características fisiológicas especiales: La presencia de glándulas sebáceas es menor que en otras áreas corporales tendiendo a deshidratarse con mayor facilidad, en dermis hay escaso número de fibras de colágeno y elastina lo que conlleva mayor predisposición a la aparición de estrías y  una mayor repercusión de los cambios de peso, propiciada también por la menor cantidad de tejido adiposo, y tiene también un menor número de melanocitos por lo que su capacidad defensiva frente a las radiaciones ultravioleta disminuye y favorece la aparición de manchas, además, debido a su distribución vascular, el poder de regeneración cutánea es menor.

 

Los tratamientos médicos estéticos permiten mejorar el cuello y el escote, indicándose uno u otro en función del tipo de lesión existente o incluso realizando una combinación de los mismos.

 

Las lesiones pigmentarias y rojeces se tratan con éxito con diferentes tipos de láser y/o luz pulsada.

 

La deshidratación y las arrugas responden muy bien a la combinación de las infiltraciones con ácido hialurónico y mesoterapia con vitaminas y silicio orgánico.

 

Para la flacidez y la falta de tono se pueden utilizar distintos productos (ácido poliláctico, hilos tensores, hidroxiapatita cálcica….) o aparatos (radiofrecuencia) dirigidos a estimular la neosíntesis de colágeno y así tensar, reafirmar y mejorar la textura de la piel de cuello y escote.

 

Las sesiones de los tratamientos son, en general, de corta duración, siendo únicamente necesario en algunos de ellos la aplicación de crema anestésica para reducir la molestia. Tras ellas el paciente puede retomar su actividad habitual ya que no requieren tiempo de recuperación.

 

Como cuidado cosmético diario preventivo es importante el desmaquillar la zona con productos delicados que no resequen la piel y la aplicación de productos específicos desde la barbilla hasta el nacimiento de los senos. Una exfoliación suave semanal y la aplicación de una mascarilla completarán los cuidados domiciliarios.  Es imprescindible proteger la piel siempre que esté expuesta al sol.

TRATAMIENTOS MÉDICOESTETICOS CORPORALES
Mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal resulta muy efectiva para abordar el tratamiento de la celulitis, proceso que afecta a la mayoría de las mujeres mayores de 20 años.

 

Es una técnica segura, no quirúrgica, que utiliza medicamentos alopáticos y homeopáticos. Las fórmulas se inyectan en el mesodermo o capa media de la piel para actuar en las células de grasa del cuerpo.

 

Dependiendo del tipo de celulitis se infiltran diferentes tipos de sustancias con efecto drenante, circulatorio, lipolítico o reafirmante. Las sustancias aplicadas para mejorar la celulitis tienen como cometido la reducción del tejido adiposo, la activación del sistema circulatorio -dado que la mala circulación es una de las causas de la celulitis- la reestructuración del tejido conectivo y la mejora del tono de la piel proporcionando una apariencia más firme.

 

La sesión de tratamiento dura aproximadamente unos 30 minutos estableciéndose inicialmente una pauta de tratamiento semanal durante un mínimo de seis a diez sesiones.

 

Puede combinarse con otros tratamientos corporales.

Escleroterapia vascular

Las varices son una dilatación de las venas provocada por una mala circulación de la sangre. Nuestro corazón bombea sangre oxigenada y nutrida a través de las arterias hacia todo el cuerpo y retorna por las venas para volver a oxigenarse y comenzar de nuevo el recorrido por las arterias.

 

La circulación venosa de las piernas se relaciona directamente con la posición ortostática del hombre y con la ley de la gravedad. Se necesita una bomba muscular y las válvulas de las venas que proporcione una correcta circulación sanguínea. Si existe un fallo en esas válvulas, existe un reflujo de sangre hacia la periferia, dilatando las venas del territorio afectado.

 

Las varices se presentan tanto en hombres como en mujeres y pueden aparecer a cualquier edad, si bien es cierto que son más frecuentes en el sexo femenino debido a los cambios hormonales (embarazos, toma de anticonceptivos….). Otras causas destacables son las hereditarias, la obesidad, el sedentarismo o permanecer mucho tiempo en bipedestación.

 

Las varices se pueden eliminar de diferentes formas, pero siempre un estudio de cada caso por parte del facultativo determinará el modo de proceder. Puede estar indicado el realizar un examen previo mediante una Ecografía Doppler como primer paso para observar las arterias y venas. Algunas veces, se puede necesitar una arteriografía o una venografía. El examen se hace para ayudar a diagnosticar:

 

–             Arterioesclerosis de brazos o piernas

–             Coágulo de sangre (trombosis venosa profunda)

–             Insuficiencia venosa

 

Tras el estudio del caso, recomendaremos al paciente el tratamiento más apropiado para su tipo de varices. Habitualmente, en medicina estética, se combinan la esclerosis inyectada con el láser vascular lo que incrementa la eficacia del tratamiento.

 

La escleroterapia consiste en la introducción en el interior de las varices, por punción directa, de preparados esclerosantes líquidos o en espuma que producen inflamación de la pared interna de la vena y conducen a la oclusión y reabsorción de la variz.

 

El láser está indicado en la resolución de pequeños vasos y arañas vasculares.

 

Tras el tratamiento se recomienda la utilización de medias compresivas, evitar la exposición solar y a rayos UVA y evitar la realización de ejercicios bruscos.

Hiperhidrosis (Sudoración excesiva)

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración superior al normal. Puede afectar a toda la superficie corporal o estar localizada, por ejemplo en axilas, palmas de las manos o plantas de los pies.

 

No existe una cura para este trastorno pero sí medidas que pueden ayudar a reducirla, como la toxina botulínica tipo A que actúa produciendo un bloqueo selectivo de las glándulas sudoríparas con lo que se consigue disminuir la secreción de sudor en las zonas donde se inyecta sin efectos secundarios.

 

El tratamiento consiste en la aplicación de microinyecciones en la zona afectada, dura unos diez, quince minutos y el paciente puede hacer vida normal después del mismo, comenzando a notar una disminución en la sudoración, casi total, a los pocos días de su realización.

 

El efecto de la toxina es temporal por lo que su aplicación debe repetirse al cabo de unos seis u ocho meses.

 

El grado de satisfacción del paciente es elevado ya que mejora de forma importante su calidad de vida.

Tratamiento de Estrías

Las estrías son roturas de la piel que aparecen cuando hay una distensión cutánea intensa y prolongada.

 

Las mujeres las desarrollan con mayor frecuencia por cuestiones hormonales; por eso aparecen, sobre todo, en la adolescencia y el embarazo, en abdomen, cadera, nalgas y pecho. Otro factor desencadenante es el sobrepeso, cuando la ganancia de peso ha sido mucha y rápida. También pueden salir por realizar ejercicio intenso, el uso de pesas y el consumo de anabolizantes y por el consumo prolongado de corticoides, que degeneran las fibras de colágeno y elastina, fundamentales para la turgencia y elasticidad cutáneas.

 

Normalmente, las estrías pasan por dos fases: fase roja y fase blanca.

 

En la fase inicial, cuando aparecen las estrías, se muestran de color rojo porque existe un fenómeno inflamatorio en la zona, histológicamente las estrías tienen cambios morfológicos semejantes a los de las cicatrices recientes. Cuando la piel se ha adaptado a la distensión, se ha ensanchado por la aparición de estrías y la tensión desaparece, las estrías pasan a la fase blanca en la que se aprecia una disminución de colágeno y fibras elásticas y se presentan como zonas lineales de color blanco o mucho más claro que la piel circundante, de aspecto plano o ligeramente deprimido frente a la piel sana.

 

No existe un único tratamiento que consiga eliminar las estrías en su totalidad. En función de su fase de evolución se realiza una combinación de terapias entre las que cabe destacar: peeling, microdermoabrasión, carboxiterapia, láser o bioestimulación mediante mesoterapia con sustancias revitalizantes y reestructurantes como el silicio o el plasma rico en plaquetas.

 

Todos los procedimientos son ambulatorios y se realizan a lo largo de varias  sesiones para conseguir la estimulación de nuevo colágeno y una mejoría significativa en el color, la textura y apariencia de la estría y la piel de alrededor.

Hilos Tensores Corporales

Los hilos tensores constituyen una técnica alternativa para prevenir, reparar y mejorar la flacidez tanto a nivel facial como corporal.

 

Los hilos tensores son unas microhebras especiales  de Polidioxanona (PDO), un material reabsorbible y totalmente compatible con la piel. En el tratamiento se utilizan de veinte a treinta unidades de estas microhebras de sutura, transportados por unas agujas especiales de diferentes tamaños. Una vez introducidos en el tejido subcutáneo, y colocados formando un entramado que sea capaz de sujetar el tejido de la piel, inducen en un plazo de unos quince días la propia producción de fibroblastos y colágeno por parte del paciente, consiguiendo que la piel genere sus propios “tensores” naturales.

 

El hilo implantado se reabsorbe en unos seis meses y su efecto perdura entre unos doce a dieciocho meses dependiendo del tipo de piel, la edad, el grado de flacidez y la respuesta individual de cada paciente.

 

El procedimiento es muy seguro y sencillo y consigue aumentar y mejorar la elasticidad y la calidad de la piel, restaurando los contornos naturales sin añadir volumen y armonizando la fisonomía del paciente. Es ideal para aquellas personas que tengan una flacidez no muy avanzada y no quieren cirugía tradicional, ya que es un tratamiento ambulatorio que no requiere hospitalización y es mínimamente invasivo con anestesia local. Sin suturas, ni riesgos para el paciente.

Mesoterapia capilar

En la mesoterapia capilar se aplican principios activos directamente en el cuero cabelludo mediante microinyecciones. Los beneficios del tratamiento derivan de la acción directa farmacológica de los productos utilizados y de los efectos estimulantes del colágeno producido por la acción mecánica de las propias inyecciones.

 

Está indicada para reparar el pelo dañado por situaciones ambientales o genéticas y sirve además para controlar la caspa, engrosar el pelo muy fino y revitalizar el cabello dañado; esto ayuda tanto a hombres y mujeres con la pérdida del cabello, aunque no hace que crezca nuevo cabello, sino que estimula el crecimiento del existente y la productividad de los folículos de la cabeza.

 

El tratamiento se realiza semanalmente, durante un período de 8 a 12 semanas y debe ser constante para la obtención de resultados que serán visibles conforme avanza el tratamiento.

 

Aunque la respuesta va depender de cada persona, se consigue estimular el crecimiento del pelo, deteniendo su caída y fortaleciendo la calidad y la textura otorgando brillo y mejorando su aspecto.

Carboxiterapia

La Carboxiterapia es una técnica de tratamiento no quirúrgico que consiste en la aplicación de CO2 en el tejido subcutáneo por medio de una aguja muy fina similar a la que se utiliza para la inyección de la insulina. Dicha aplicación se efectúa con un equipo capaz de controlar el volumen de gas con una presión constante durante un tiempo determinado. Tras la aplicación del dióxido de carbono en la piel, el especialista dará un ligero masaje en la zona para que este circule y se distribuya.

 

El gas se difunde rápidamente a los tejidos adyacentes. No presenta efectos secundarios, salvo un ligero y fugaz dolor en la zona de aplicación y un pequeño enrojecimiento que perdura unos minutos. También podemos apreciar en ocasiones alguna pequeña equimosis en el punto de punción que desaparece en pocos días.

 

A nivel corporal es una técnica especialmente indicada para el tratamiento de la celulitis, consiguiendo mejorar este problema en cuatro niveles:

 

Mejora la circulación sanguínea y linfática ayudando a la eliminación de líquidos

Mejora el tono de la piel devolviéndole la elasticidad y reduciendo la flacidez

Reduce la “piel de naranja” y la aparición de los antiestéticos hoyuelos asociados a la celulitis

Disminuye el volumen de la zona y alivia los síntomas que acompañan a la celulitis, como la pesadez.

 

Las estrías son otro de los problemas que podemos atacar gracias a la carboxiterapia, ya que el CO2 activa la circulación y favorece la creación de colágeno y elastina, atenuando la apariencia de las mismas.

 

El número de sesiones se estima alrededor quince con una frecuencia de dos a tres veces por semana.

Tratamientos rejuvenecedores de las manos

Las manos son, junto con el rostro, las dos zonas de nuestro cuerpo que tienen un contacto más directo en nuestras relaciones sociales, por lo que es importante ofrecer un aspecto saludable de las mismas.

 

El proceso de envejecimiento se refleja en las manos de forma paulatina, especialmente en el dorso a partir de la cuarta década de la vida, aunque depende de factores externos e internos el que aparezca antes o después de esta edad.

 

Los signos de envejecimiento se manifiestan a nivel superficial por la aparición de aspereza, deshidratación, lentigos solares, queratosis actínicas o telangiectasias vasculares, y a nivel profundo por una atrofia del tejido subdérmico adquiriendo un aspecto esqueletizado.

 

El rejuvenecimiento de las manos implica  una combinación de tratamientos dirigidos a mejorar, la textura, el color y la tersura de la piel.

 

Los peelings químicos superficiales ayudan a mejorar el aspecto general acelerando la renovación celular y estimulando la síntesis de colágeno, a lo que también contribuye el uso de luz pulsada (IPL)  que además realiza una eliminación de las manchas cutáneas consiguiendo unificar la coloración de la piel.

 

La revitalización con complejos vitamínicos y ácido hialurónico de distintas densidades proporciona un aspecto más luminoso, pudiendo también añadir factores de crecimiento que potencian la reparación de los tejidos.

 

Los rellenos con grasa o materiales de relleno biocompatibles recuperan el volumen perdido y consiguen difuminar la visibilidad de venas y tendones ofreciendo un aspecto más sano y turgente.

 

La valoración personalizada del paciente determinará los tratamientos más indicados para conseguir los mejores resultados.

DESARROLLO DE TRATAMIENTOS DE CABINA
Tratamiento purificante de cutis

Este es un tratamiento totalmente personalizado a pesar de ser el más básico es imprescindible en la mayoría del resto de tratamientos. Dependiendo del tipo de piel, consiste en realizar una limpieza de cutis profunda, a través de una extracción de impurezas. Disponemos de productos de alta cosmética médica en Estersa para eliminar las impurezas de la piel y los poros de manera no agresiva, sin dañar el balance hidrolipídico de la piel y ayudando a regular la producción de grasa, manteniendo su pH y preparando la piel para recibir cualquier otro tratamiento estético o Médico Estético potenciando así la penetración de los principios activos.

 

Este tratamiento purificante está indicado para todo tipo de pieles y edades y en especial para equilibrar pieles grasas, mixtas y con impurezas.

 

La composición de los productos basada en extractos vegetales con elevadas concentraciones de principios activos, permite disminuir la secreción sebácea que obstruye y altera los folículos pilosebáceos de la piel y tratar la infección existente independientemente de la causa y el tipo de acné.

 

Es necesario resaltar la importancia de combinar el tratamiento estático con un adecuado mantenimiento diario e incluso, en algunos casos, con ayuda por vía oral y del seguimiento de una correcta alimentación.

Tratamiento Facial de Vitamina A

La Vitamina A juega un importante papel en la estructura y funciones de la piel.

 

Su formulación, en microesferas encapsuladas, facilita su penetración en capas más profundas de la misma y la hace óptima para poder ser utilizada en cualquier época del año.

 

La combinación de la Vitamina A con diferentes sustancias activas, permite la personalización del tratamiento en cabina y su adaptación a todo tipo de pieles, consiguiendo regenerar y renovar la piel dañada, mejorando su elasticidad y previniendo el envejecimiento anticipado.

Tratamiento facial de Ácido Hialurónico

Este tratamiento se basa en la utilización de productos compuestos por diferentes complejos de ácido hialurónico, lo que hace posible que desarrolle su efecto desde la superficie de la piel hasta las capas más profundas.

 

Su combinación con sustancias activas antioxidantes, humectantes, nutritivas, protectoras y restauradoras, consigue una hidratación intensa y una voluminización de los tejidos, ejerciendo además un efecto regenerador y protector de los radicales libres.

 

Este tratamiento está recomendado para cualquier tipo de piel.

Tratamiento Preventivo antiedad (Repacell)

El objetivo de este tratamiento es ofrecer el cuidado facial adecuado para conseguir la prolongación de una apariencia juvenil de la piel.

 

Objetivo REPACELL®  (TCR3-Plus®):

  • Protección del ADN celular.
  • Prolongar la longevidad celular.
  • Ofrecer a nuestros clientes la más puntera investigación para una apariencia más joven.
  • Un efecto antiaging inigualable.
  • Incremento de la firmeza y la elasticidad.
  • Reducción efectiva de la profundidad y volumen de las arrugas.
  • Mayor hidratación en menos tiempo.

 

La piel se sentirá increíblemente suave.

Permanente y tinte de pestañas

Si quieres lucir tu mirada sin necesidad de maquillar tus pestañas ahora puedes hacerlo. La permanente de pestañas es una técnica basada en la corrección de la forma natural de la pestaña para conseguir una mayor curvatura en ella, logrando una mayor expresividad en la mirada. El tratamiento realizado permanece hasta que, en su ciclo natural, la pestaña se renueve completamente.

 

El tinte, además de intensificar tu mirada, trata la pestaña gracias a su aporte de keratina, fortaleciendo y reparando aquéllas que con el paso  del tiempo se vuelven quebradizas.

 

La permanente y el tinte de pestañas son dos técnicas indicadas para ser realizadas conjuntamente, pudiendo realizarse el tinte de forma individual en el caso de personas satisfechas con la ondulación de su pestaña.

 

La realización de este tratamiento requiere la retirada de lentillas.

Extensión de pestañas

¡Consigue una mirada de cine! Unas pestañas largas y densas juegan un papel fundamental para resaltar tus ojos.

 

Hoy esto es posible gracias a la extensión de pestañas sintéticas semipermanentes adheridas a la pestaña natural.  Según la anatomía y el efecto que se desea conseguir se realizarán distintas técnicas en la colocación.

 

Debido a que la vida de cada pestaña es de aproximadamente un mes, debemos realizar un mantenimiento cada dos o tres semanas pudiendo llevar las extensiones indefinidamente.  El retoque se realizará entre la segunda y la tercera semana. A partir de la tercera semana ya se cobrará como sesión.

 

Se debe venir desmaquilladas y sin lentillas  y después del tratamiento no se debe  mojar las pestañas las primeras 48 horas, ni usar vapor o utilizar productos waterproof. Evitar limpiadores de base oleosa (sólo acuosa) y no frotar.

Tratamiento de manos estersa

Hoy en día es por todos conocida la importancia de una buena imagen. Dedicamos tiempo al cuidado de nuestro rostro, atendiendo a detalles como luminosidad, homogeneidad en el pigmento, arrugas, zonas engrosadas… ¿Y qué pasa con nuestras manos? Ellas soportan agresiones constantemente sin que nos demos cuenta: frío, sol, agentes químicos…

 

Desde Estersa queremos ayudarte y te proponemos para ello un tratamiento específico que hemos diseñado para su cuidado. El tratamiento de manos Estersa consiste en una limpieza y exfoliación profunda de la piel. Posteriormente aplicamos los principios activos necesarios en cada caso. Para su total absorción y potenciar su eficacia realizaremos una envoltura. Finalizaremos con un masaje relajante que te dejará con ganas de repetir.

 

Ideal para combinar con tratamientos médicos como luz pulsada o mesoterapia. Consúltanos y valoraremos las necesidades de tus manos en cada momento. ¡Deja que tus manos luzcan como se merecen!

Exfoliación e hidratación

Una exfoliación corporal profunda y su posterior hidratación ayudarán a la renovación celular de tu piel. Tras la aplicación de un peeling a base de sal marina y algas pulverizadas, realizaremos una hidratación con aceites vegetales esenciales trabajados con un suave masaje.

 

El resultado es una imagen bonita y tersa de la piel, lista para aprovechar al máximo los beneficios de cualquier tratamiento o producto. Indicado para el mantenimiento del cuidado de tu cuerpo.

 

Ideal para preparar la piel antes de la exposición solar y para su tratamiento tras la misma.

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión debería ser la base sobre la que se realice cualquier tratamiento de cabina. La microdermoabrasión de diamante es un eficiente tratamiento con el que se prepara la piel de manera óptima para el siguiente tratamiento cosmético. Libra la piel de impurezas y descamaciones que impiden la absorción de sustancias activas.

 

Se usan cabezales estériles de diamantes para el tratamiento, que tienen un efecto de “Power-Peeling“, frotando las células muertas de la capa superior de la piel. El sistema de vacío elimina las partículas de impureza y las células muertas.

 

El resultado es una imagen bonita y tersa de la piel, lista para aprovechar al máximo los beneficios de cualquier tratamiento o producto.

Masaje drenante

El masaje circulatorio es una técnica manual que se realiza para activar y favorecer el riego sanguíneo y linfático, ayudando a la eliminación de toxinas y mejorando el intercambio de nutrientes. Las manipulaciones específicas del masaje ayudan a normalizar el riego sanguíneo y se caracterizan por movimientos de vaciado y presión descompresión. Al realizar las vasoconstricciones hemos de tener en cuenta la constitución anatómica de la persona y siempre se aplicarán de acuerdo al grado de cohesión y fortaleza de sus músculos. Para personas con mayor sensibilidad variaremos la intensidad de los pases. Nuestra técnica de drenaje ayuda a tu cuerpo a encontrar su equilibrio. Indicado en problemas circulatorios, pesadez de piernas y embarazadas.

Masaje relajante corporal

El masaje relajante está dirigido principalmente a una persona sana que no sufre una lesión concreta o fatiga muscular. Las manipulaciones en este masaje son sobre todo suaves, mediante el tacto para relajar el músculo y conseguir liberar tensiones producidas por el estrés y un ritmo de vida acelerado.

 

Deja que tu cuerpo y tu mente se relajen ayudados por maniobras sedantes y aceites esenciales con propiedades específicas para la ocasión.

Masaje básico circulatorio

El masaje circulatorio es una técnica manual que se realiza para activar y favorecer el riego sanguíneo y linfático, ayudando a la eliminación de toxinas y mejorando el intercambio de nutrientes. Las manipulaciones específicas del masaje circulatorio ayudan a normalizar el riego sanguíneo y se caracterizan por ser profundas y estimulantes, siendo más lentas al inicio y final del masaje. Al realizar las vasoconstricciones hemos de tener en cuenta la constitución anatómica de la persona y siempre se aplicarán de acuerdo al grado de cohesión y fortaleza de sus músculos. Para personas muy frágiles variaremos las manipulaciones en intensidad y tiempo y  una finalización mediante pases neurosedantes.

Tratamiento total antiedad (Repagen)

El fotoenvejecimiento es algo natural en toda piel. Este tratamiento estético está indicado en pieles a partir de los 40 años para lucir una piel más tersa y fortalecida frente al envejecimiento de la piel,  Al contrarrestar de modo global las diversas causas, se consigue un efecto antiaging universal.

 

Formulado con siete sustancias activas en un solo preparado, este tratamiento proporciona la opción de actuar sobre todas las capas de la piel al mismo tiempo, estimulando la síntesis del colágeno, aumentando la elasticidad de la piel, reduciendo las líneas de expresión, normalizando la queratinización, protegiendo de los radicales libres y confiriendo mayor firmeza y volumen a la piel.

Tratamiento de pies estersa

En Estersa nos preocupamos por tu cuidado corporal y facial. Precisamente por eso hemos creado este tratamiento, para que cuides la parte del cuerpo que suele permanecer en el olvido: los pies.

 

Ellos soportan nuestro peso a lo largo de todo el día. ¿Crees que los cuidas como se merecen? El tratamiento de pies Estersa surgió para ayudarte a mantenerlos en condiciones óptimas.

 

Para conseguir su bienestar es necesario realizar una limpieza y exfoliación profunda. Pulir las zonas engrosadas es fundamental para la penetración de los productos aplicados posteriormente. Con la técnica de envolvimiento conseguimos una mayor absorción de los principios activos empleados.

 

Un suave masaje aliviará las tensiones ejercidas sobre ellos.

 

Recomendamos este tratamiento de forma mensual para un buen mantenimiento de tus pies, pudiéndose realizar también de manera puntual para que te permitas ese capricho que te mereces.

Tratamientos rejuvenecedores de las manos

Las manos son, junto con el rostro, las dos zonas de nuestro cuerpo que tienen un contacto más directo en nuestras relaciones sociales, por lo que es importante ofrecer un aspecto saludable de las mismas.

 

El proceso de envejecimiento se refleja en las manos de forma paulatina, especialmente en el dorso a partir de la cuarta década de la vida, aunque depende de factores externos e internos el que aparezca antes o después de esta edad.

 

Los signos de envejecimiento se manifiestan a nivel superficial por la aparición de aspereza, deshidratación, lentigos solares, queratosis actínicas o telangiectasias vasculares, y a nivel profundo por una atrofia del tejido subdérmico adquiriendo un aspecto esqueletizado.

 

El rejuvenecimiento de las manos implica  una combinación de tratamientos dirigidos a mejorar, la textura, el color y la tersura de la piel.

 

Los peelings químicos superficiales ayudan a mejorar el aspecto general acelerando la renovación celular y estimulando la síntesis de colágeno, a lo que también contribuye el uso de luz pulsada (IPL)  que además realiza una eliminación de las manchas cutáneas consiguiendo unificar la coloración de la piel.

 

La revitalización con complejos vitamínicos y ácido hialurónico de distintas densidades proporciona un aspecto más luminoso, pudiendo también añadir factores de crecimiento que potencian la reparación de los tejidos.

 

Los rellenos con grasa o materiales de relleno biocompatibles recuperan el volumen perdido y consiguen difuminar la visibilidad de venas y tendones ofreciendo un aspecto más sano y turgente.

 

La valoración personalizada del paciente determinará los tratamientos más indicados para conseguir los mejores resultados.